Alentejo

Esperimente


Arqueología Industrial

Es el espacio abierto que parece no tener fin. Son los colores y los olores que brotan de la tierra. Es el inconfundible trazo de la arquitectura rural, presente en los "montes” de las grandes haciendas, en el caserío más antiguo de las ciudades, pueblos y aldeas o en las ermitas que pintan de blanco la cumbre de los cerros. Es lo que se lee en las formas de ser y de hacer, en las artes que se conservan y se renuevan, en la tradición que se mantiene y se recrea, en el "cante” que, con alma y corazón, sólo los alentejanos saben cantar.

Pero la ruralidad del Alentejo del s. XXI no se agota en las "cosas del campo”. Por las vicisitudes, no siempre positivas, de su historia, esta región conservó lo que hoy le confiere un valor lleno de futuro: la pequeña dimensión y la calidad de los ambientes urbanos, la escala humana, el silencio, la paz, la libertad y el aire limpio que se respira. Y el tiempo. Una forma tan peculiar de entender el tiempo, que nos hace sentir en la piel que, al final, es posible vivirlo en este mundo vertiginoso, dejándolo ser exactamente lo que es: el más precioso de nuestros bienes.

Además de la agricultura, la pesca, la cría de ganado, la explotación forestal y de las canteras (de mármol, de pizarra y de granito), el paisaje rural continúa marcado por otras actividades ligadas a los recursos de la tierra, que, en sus tiempos dorados, dieron de comer a mucha gente. Es el caso de la molienda y de la explotación minera.

La molienda de cereales, realizada en los molinos de agua construidos en los ríos y en los molinos de viento erguidos en las colinas, fue definitivamente sustituida por las moliendas mecánicas a partir de los años 60 del siglo XX. Quedan las ruinas, algunas muy bonitas, como los molinos del Guadiana. Pero algunos conocieron nuevos destinos: fueron recuperados, unos por particulares amantes del arte, otros por ayuntamientos que los han transformado en piezas vivas de museo. De estos últimos, siempre se pueden visitar los molinos de viento de Castro Verde, de S. Miguel do Pinheiro (Mértola) y de Santiago do Cacém; y, con cita previa, el molino de agua de Alferes, en la ribera del Vascão, el afluente más al sur del río Guadiana (información en la oficina de turismo de Mértola).

En lo que respecta a la explotación minera de la extensa franja de las piritas alentejanas, junto con la inactiva mina de S. Domingos, en Mértola, merecen referencia, como interesantes centros de arqueología industrial, las de Aljustrel y de Lousal.

Las minas de Aljustrel, explotadas desde el periodo romano, momento en el que la villa era conocida como Vipasca, ha tenido una historia atribulada, con sucesivas fases de explotación y de cierre. Esta saga prosigue en nuestros días, ya que los graves problemas que ha sufrido no impidieron una mirada sobre la mina desde la perspectiva de su gran valor histórico-arqueológico. Esta es una razón de peso para visitar Aljustrel. Hoy podemos conocer los objetos de la mina en el Museo Municipal y realizar el Recorrido minero, balizado por varios puntos de interés como la central de compresores, Piedras Blancas, el Área Industrial de Algares, la Malacate Vipasca, la chimenea de Trastagana y el Cerro de la Ermita de la Virgen de Castelo, emblema del patrimonio de la villa, con una vista espectacular. Comience su encuentro con Aljustrel en la oficina de turismo, donde le proporcionarán la información y documentación de apoyo necesaria.

La mina de Lousal, actualmente propiedad de la Fundación Frederic Velge, tiene una historia completamente diferente. Comenzó y finalizó su actividad en el siglo XX y está siendo objeto de un curioso proyecto de revitalización, que asocia la arqueología industrial y la tecnología punta. Observe la pequeña aldea minera, un buen ejemplo de arquitectura rural tradicional; visite el Museo de la Central Eléctrica, muy completo y bien organizado, que es un verdadero deleite para quien esté interesado en la evolución de la maquinaria ligada a la producción de energía; vea las excelentes piezas del Centro de Artesanía; y, por supuesto, embárquese en el viaje virtual, concebido y realizado con la avanzada tecnología que le permite, desde la superficie, acceder a las profundidades de la mina.

volvervolver
generico_espanhol_gr_1719079734efdd0755f81e.png

Tiempo para ser feliz
Download

guia_museus_espanhol_gr_10562588854efdd3c799bac.png

Guía de Museos del Alentejo
Download

Saber lo que el Alentejo tiene para ofrecer
Turismo do Alentejo Turismo de Portugal - Alentejo
INALENTEJO QREN União Europeia